Reflexiones

Paso el Clásico Mundial, se calmaron los ánimos, jugo la vinotinto de futbol, y ya me siento en capacidad de escribir, sin destruir (tanto) a Luis Sojo y los muchachos de la vinotinto de beisbol. En cuanto al juego contra Corea, fue un error haber dejado tanto tiempo a Carlos Silva. El hombre tuvo los problemas que presento en Seattle el año pasado y que hicieron que compilara una efectividad de más de 6 carreras cada 9 inning lanzados: el exceso de control, que significa básicamente que todos los envíos se te quedan por el medio. Y eso fue lo que ocurrió: Carlos Silva se convirtió contra Corea en una maquina viviente de bateo, de esas que hay en Caracas en San Luis o en la Universidad Metropolitana. Y los coreanos aprovecharon, le dieron a Carlos hasta por debajo de la lengua y Sojo ERRO de manera CATEGORICA en hacer algo. Por otro lado los errores no ayudaron, y a Bobby Abreu se le cayó un fly de rutina, y a Scutaro se le olvidó como fildear. Estos nos dañaron el juego, por no usar otra palabra, y el resto fue cantar y coser para los coreanos, que le mostraron al mundo como se juega al beisbol aprovechando los errores del contrario y la INCOMPETENCIA del manager rival en sacar a su abridor y colocar un relevo. En fin, será dentro de cuatro años, cuando tengamos el chance de intentar dominar al mundo beisbolero y hacer historia. Mas entrenamientos, mas partidos de fogueo y mejor comunicación con los equipos de la MLB es lo necesario. Por más que Venezuela haya tenido un papel más que digno en este Clásico, todos sabemos que otra seria la historia si hubiésemos tenido a nuestros ases Santana y Zambrano. Con este par hubiese existido un menor chance de sucumbir ante la incompetencia, falta de liderazgo e inseguridad que demostró Luis Sojo.

Ahora que hay que hacer? Empecemos por dar una rueda de prensa, agradecerle a Luis Sojo por sus servicios, y contratar a un nuevo cuerpo técnico. Entrenadores venezolanos sobran que harían el trabajo mejor que Sojo (y si no ultimadamente esta Buddy Bailey).

Lo siguiente es cambiar la percepción que se tiene de la selección nacional, tanto de los peloteros, como de los cuerpos técnicos que la conforman. Se llama esto Venezuela mis amigos y acá el beisbol se toma en serio. Es parte del sueño de todos en los barrios y urbanizaciones en Venezuela ver a esta selección en lo más alto. A falta (por ahora) de una selección de futbol que tenga capacidad de impresionar a Latino America y al mundo, la selección de beisbol es la que mejor capacidad para representar a nuestra bandera. Se trata la selección de beisbol en el mejor equipo de deporte alguno en Venezuela y con esto no se puede jugar más. Jugar para la selección de Venezuela de beisbol es el máximo honor que un atleta de esta especialidad puede tener en su carrera y negarse a concurrir a una convocatoria se debe castigar con una sanción escrita y una prohibición de participar en cualquier otra convocatoria. A cambio de esto Venezuela, a través de su federación de beisbol, la liga y los patrocinantes deben proporcionarle al atleta todo lo necesario para su correcto desempeño en el campo. Se debe hacer una concentración al mejor estilo del futbol y regular las actividades de los que acepten la convocatoria. No se pueden permitir más espectáculos o fiestas que alteren la condición física de los integrantes de la vinotinto.

Pero lo más importante de todo es tener una gerencia deportiva que empiece a coordinar todo lo concerniente a la aparición vinotinto en el siguiente Clásico, incluso antes de que este se anuncie. Esta gerencia debe tener capacidad de planificación y capacidad reaccionaria ante las eventualidades que este tipo de torneo trae y debe tener plena comunicación con los managers y gerentes generales de los equipos donde los peloteros convocados jueguen, y que estos aboguen usando todos los medios necesarios para la participación de todos los convocados. A la larga hay que darse cuenta de lo que representaría para nosotros ganar un Mundial de Beisbol, un efecto sicológico nunca antes dado, algo súper positivo para la identidad nacional, que es uno de los grandes problemas que Venezuela como sociedad tiene. Así y solo así, siendo serios y éticos con nuestra selección seremos capaces de hacer historia, de hacer bailar a urbanizaciones y barrios y olvidarnos por un día de los problemas y estar orgullosos por algo que realmente nos importa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s